martes, 17 de febrero de 2009

La vida, una rutina que se nos vá…


Nos carcome de apocos…
Trabajo, casa, trabajo, fiesta, casa, trabajo…
Se no van los días, meses, años…
Sin decir una palabra de aliento,
Sin hacer un buen acto,
Sin cometer una locura,
Sin amar a quien queremos,
Sin ser quien realmente somos…

Perdemos el tiempo
En estupideces,
En vanadeidades,
En jolgorios
Y se nos va…
Se nos acaban los pretextos,
El orgullo,
La soberbia,
Y aceptamos la realidad…
La única,
La que tenemos segura,
La muerte,
La que no podemos vencer…

Nos dejamos llevar…
A ese mundo desconocido,
A ese paraiso perdido,
Que nunca encontramos aquí,
Buscando ese esplandor,
El de la verdadera vida,
Del amor eterno,
De la sonrisa perpetua…

Nos llega el momento de partir…
Salimos de nuestros cuerpos
inertes, fríos, pálidos, vacíos…
Y nos reconocemos en la nada,
Nos vemos por fin despojados
De la malicia, del odio, del pasado,
De todo lo que nos corrompía el alma…

Y partimos llenos de luz…
Volando,
Sonriendo…
Sin retorno…

Hoy otro angel nos cuida…
Aún hay gente con corazón
En memoria de Estuardo…

8 comentarios:

Wieger dijo...

y algun dia dentro muchos inviernos, muchas lluvias nadie pronunciará nuestros nombre, quedaremos en fotos y letras empolvadas y mohosas, pero estaremos todos reunidos en una presencia unica mezclada con todas las almas de las personas que amamos, como una masa de luz y felicidad, homogenea y en un mismo sentir

ÓNIX dijo...

Issa, está hermoso ese poema...


Y es así la realidad más clara, transparente y precisa es la muerte, no hay dudas de que sea así...


Saludos...

PINKY dijo...

Debido a que no tenemos la certeza de cuando ya no vamos a estar en este mundo hermoso… tenemos que vivir cada día que nos regalan con amor… No como si fuera el ultimo, sino tratando de brindar amor al prójimo... Tratando de hacer que las personas que estén a nuestro alrededor tengan siempre una sonrisa... Tratando de dar lo mejor de nosotros en nuestras actividades... Para cuando ya no estemos nos recuerden.... con amor...

Pedro Alejandro dijo...

Deja eso... ¿y la costumbre?
Te acostumbras a una persona
a sus horarios
a sus gustos...

Alexxx dijo...

muy acertado tu pensamiento, me pregunto como seria vivir en la epoca de mis papas, en aquella epoca que todo era mas sano, el tiempo pasaba mas lento, y se disfrutaba mejor.

Issa dijo...

Alex, creeme yo tambien me lo pregunto...

mardelibertad dijo...

nos recordaran por algun tiempo
después nadie recordara que hemos existido alguna vez
Saludos

IDENTIDAD dijo...

bueno, pa mi que las mas bonitas y esperanzadoras lineas del poema son las últimas cuatro... cuestión de perspectivas, supongo