miércoles, 9 de noviembre de 2011

Inventaré un mundo...

Uno nuevo hecho de cosas recicladas,
Para no dañar más en el mundo en el que vivo…

Inventaré un mundo sereno,
en donde los seres vivos serán verdes y amarillos,
sus rostros serán pequeños e iluminados...

Sus bocas apenas podrán emitir sonidos, hablarán lo necesario,
evitando que emitan sonidos punzantes e hirientes para mantener el equilibrio…

Sus brazos serán largos y débiles, abrazarán lo necesario,
evitando que den golpes y carguen armas, para mantener la paz…

Su corazón será grande y fuerte  con una  sola entrada, laterá lo necesario,
abarcando todo el amor posible para que repose ahí,
evitando dejar entrar  al odio y otros sin sabores.

Su inteligencia será mesurada y medida, entendiendo lo necesario,
evitando querer saber todo y olvidar al vecino,  para mantener el equilibrio…

Su creatividad será eterna e inocente, soñarán lo necesario,
evitando perderse en un sub-mundo inexistente, para mantener la realidad.

Su vista será corta y unilateral, verán lo necesario,
evitando ver lo malo y repugnante  que habrá en otros mundos,
para mantener la armonía.

Crearé un mundo completo pero sencillo
repleto de colores y sonrisas,
un mundo donde se respire la paz,
el alimento sea para el alma,
los nombres no existan,
y la igualdad nos rija
crearé un mundo y le pondré:

Planeta Equilibrio…


4 comentarios:

Anónimo dijo...

La intención es bella...
Aunque cuando el hombre reconoce lo bueno por EQUILIBRIO le da significado a lo malo.

Uno no existe sin el otro, lo que debe de imperar es la voluntad y deseo firme de ser feliz y evitar lo inevitable.

Daniel Eduardo Gómez dijo...

imposible el yin sin el yang
Pero igualmente quiero
soñar un rato con tu quimera.

(Te dejo mis huellas para que
encuentres el camino hasta mi casa)

Tamally maak

Anónimo dijo...

Ufff me gusta esto Issa!

David C. dijo...

yo también quiero un mundo así.