lunes, 9 de noviembre de 2009

Desde mi balcón...

Me encuentro sola, creeme,
sola observo desde mi ventana el cielo azul
que me cubre como una sábana liviana,
como ese manto estelar que me protege de mis nostalgias…

Veo, desde mi balcón, como un niño junto a su padre juegan con las estrellas
corriendo detrás de su perro al que nominan “Nieve”…
ha de ser por lo blanco, tan blanco como un copo de nieve
rien a todo pulmón, como para sacarle al cielo una pequeña sonrisa…

Bebo un sorbo de té, desde mi balcón,
mientras siento la miel acariciar mi garganta,
seca, de tanto tragarme palabras que debo guardar,
quisiera, (como el niño), correr tras la nieve para no sentir frío….

Pero el cielo apagó la luz,
Para que no añorara hablar,
Para que olvidara,
Para que durmiera…


5 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Pero el cielo apago la luz..

Bellos poema..



Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos...

Alondra dijo...

Así... lo pintaste tal cual...
Espero que pronto te acarice un rayo de sol.
Trinos y aleteos en tu ventana.

Anónimo dijo...

Correr tras la nieve para sentir calor... bella analogía tan bella como tu!

ÓNIX dijo...

Hermoso la verdad.. solo espero que muy prnto puedas sentir la presencia de ese mismo sol pero de una manera más alegre, que te bañe con cada uno de sus rayos y deje en ti la estela de un hermoso arcoiris...

Besos...

Alexxx dijo...

extra;aba leer tus posts, por aqui ando de nuevo, saludos issa