martes, 14 de abril de 2009

Como niña sin recreo...


Me siento como niña de primer ingreso en colegio nuevo...
Sin ganas de entrar... a la misma rutina
Con ganas de quedarme en ese viaje,
alejada del mundo que no me pertenece,
Sin ganas de tomar nota,
aprendiendo solo de lo que me pasa en este instante...

Quisiera borrar lo que no entiendo
guardando solo lo que me hace sonreir,
Quisiera jugar todo el día
sin preocuparme por el ayer...

Me siento como niña sin recreo...
Aburrida... de escuchar siempre lo mismo,
Con ganas de tomar mis descansos cuando me plazca,
Sin ganas de escuchar sermónes que no me dejan ser...

Quisiera comer todo lo dulce
que puedan abrazar mis sentidos,
dejando por un lado todo lo amargo
que puede llegar a surgir...

Quisiera regresar la historia
de cuando la bicicleta y yo,
recorriamos caminos sin piedras
y los golpes más fuertes
no pasaban de ser un raspon...

8 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

excelentes tu poema..
un abrazo inmenso
saludos fraternos

guate2006 dijo...

Yo también extraño esos días pero disfruto hoy en día de las enseñanzas que me dejaron y disfruto hoy en día...Bonito poema Issa Saludos....

igne fatui dijo...

lo que quisieramos es eso que se burla por la noche y no nos deja dormir en paz?

saludos

Miss Trudy dijo...

melancolico pero bonito.

Johnnattan Moran dijo...

Pero al final, tenemos que reventar la burbuja y REGRESAR A LA REALIDAD :S

Abril dijo...

Y comias helado, y galletitas en el juego de te.... aaaaaah cuando te regrese a esa epoca me avisas me voy con vos.


Gracias por visitarme siempre en estos dias me pongo al dia. un abrazo.

Pedro Alejandro dijo...

Lo bueno de los recreos es que cada uno es diferente al anterior. Cuando regresas de uno esperas que el próximo sea igual o mejor. No le veo lo malo.. sino lo diferente.

Flordema dijo...

ahh los recreos, ese tiempo maravilloso que aunque duraba poco, se disfrutaban como si fueran el último... uno de ellos servía apenas para asomar la nariz al patio del colegio e inspirar para tomar el aire que nos permitiría terminar la jornada...suficiente también, para ir al baño a lo urgente y sencillo...nada de penas, pura alegría...