lunes, 12 de enero de 2009

Minni Me... (I)

Tan solo tres años tiene, quien en este fin de semana me dio enseñanza de vida, me hizo recordar la mejor época vivida, en donde el jugar era mi prioridad, las risas mi alimento y los dulces mi fuente de energía…en donde con una canción podía cerrar los ojos hasta olvidar a lo que le temía, sin recordarlo a la mañana siguiente… en donde mi mayor problema era no tener con quien jugar, quien me ganaría la próxima carrera, o no tener permiso hasta tarde para quedar jugándome en la calle a las escondidas, chibiricuarta, bicicleta, 1,2,3, cruz roja…

Crecí junto a tres hermanos de los cuales, yo soy la última y única mujer, por ello mis juegos no eran comunes al resto de niñas, yo prefería aquellos que involucraran correr, saltar, pensar, hablar, cantar… en fin todo lo que no fuera sedentario o tuviera que ver con una Barbie, aunque gracias a la ilusión de mi madre contaba con la piscina, el carro la casa y hasta la granja de las mentadas muñecas de moda…

De hecho mi juego favorito era una grabadora en donde junto a Carol, mi amiga de infancia, creábamos una especie de anuncios promoviendo cualquier cantidad de tontería que se nos ocurrían, haciamos también un programa radial de competencias, en donde la ganadora era la que creara la mejor canción, chiste o cuento… que luego al escucharnos moríamos de la risa en el suelo de mi cuarto…

Mi padre nos llevaba a jugar futbol a un campo cerca de mi casa, junto a mi hermano que me seguía, pero tampoco era de mi agrado, este deporte se me hacia sin sentido y muy tosco para mi (siempre salía con algún moretón) entonces mientras jugaban su chamuscas con otros niños que se iban apareciendo, yo: les echaba porras, acercaba las pelotas, contaba los goles, peinaba o escribía canciones, chistes o cuentos en una de las esquinas, para luego irlos a grabar… que buenos tiempos eran esos!

Ahora Abby (mi sobrina) trajo todos eso recuerdos de nuevo y pienso que sería tan dulce poder regresar a esa época para darle más valor a las cosas inocentes, graciosas, simples que nos entretenían y hacían felices, que ahora nos parecen absurdas o incluso ni nos recordamos del sentido que tiene el poder sonreír…

10 comentarios:

pinky dijo...

le falto el arranca cebollas, la liga, matado.. y otros de esos hermosos juegos... ahora de grandes seguimos jugando los juegos que nos apacionaron pero con la diferencia de que nos pagan y los resultados de estos juegos pueden ayudar a la gente con la que jugamos.... mi juego favorito era ser abogado... y hasta la fecha lo sigo jugando.....

Anónimo dijo...

Los juegos, dulces y risas son parte de mi vida, pero ya no me recordaba, gracias por hacermelo ver con sus textos... Juanjo

Juan Pablo Dardón dijo...

Rico ser niño. Qué bueno que lo sigo siendo. Aunque mis juegos ya cambiaron, es bueno pasarse la vida divirtiéndose. Abrazo!

Abril dijo...

Que lindura de foto! Pues si Issa, vale la pena darse un suspiro profundo por las cosas dulces de la vida, incluyendo nuestras anecdotas de niñez, que historias mas bonitas.

Te dejo un abrazo grande.

Issa dijo...

Pinky y juanjo: TKS Bienvenidos!!!
JP: asi es mi juego desde nina sigue siendo mi favorito... La publicidad!
Abril: Gracias! Es rico revivir esas historias que nos sacan risas y lagrimas (por la nostalgia nada mas)

Fabricio dijo...

Acabás de hacerme volver a pizar las huellas que dejé, para recordar con cariño el lugar del que partí... Además le sacaste una sonrisa al niño que anda por algún lugar ahí, en mi. ¡Gracias Issa!.

Miss Trudy dijo...

Que super esta tu nuevo header.

Issa dijo...

Fabricio: Pues hay que sacarlo a pasear mas seguido :)
Trudy: Tks!

El Aguafiestas dijo...

Lindo texto, me gusto mucho.

Anónimo dijo...

Se te mira media chiche!